El del director de orquesta Gerardo Pérez Busquier , nacido en Elda en 1933, es uno de los nombres de peso indisolublemente asociados al Ballet Titular del Liceo al ser el artífice de grandes hitos de la compañía ( “El sombrero de tres picos “,” Pierrot “,” Obsesión “, …), tanto en el Liceo como en giras (Marbella, Trieste, la misma Elda, etc.). Felizmente vital y activo, el Ayuntamiento de Elda y ADOC-Elda ofrecerle ayer 13 de abril de 2019 un homenaje merecidísimo el magnífico Teatro Castelar. El acto, óptimamente diseñado, de belleza serena, emotivo, intenso pero nunca ‘sensiblero’, donde todo el público -muy numeroso- se sintió a gusto en todo momento (dos horas y cuarto de duración seguidas, sin deserciones y saboreado con fervoroso interés), contó con la participación de la soprano Anna Albelda, esposa del homenajeado, deliciosa en sus intervenciones y guionista de honor del documental proyectado -Felicidades, Anna, vas bordar todo, eres una crack! -, la orquesta Sinfónica Teatro Castelar (magnífica, de sonido compacto y entrega absoluta) y la directora de orquesta Pilar Vañó, otro crack, de control regio, gesto claro, implicación total: brava! Parlamentos cuidadosos, sinceros, nobles y sentidos del alcalde de Elda, Rubén Alfaro (gracias por super exquisito recibimiento), de Francis Valero por ADOC (Valero, un queridísimo amigo de LiceXballet -todo un honor tenerlo lo-, es una especie de ‘cronista oficial’ de Elda: GRACIAS!) y, claro, del propio Pérez Busquier, magistral. Sorpresa sublime que nadie esperaba: el propio Gerardo acompañó al piano su esposa Anna en una romanza de zarzuela fuera de programa donde el tiempo se detuvo. LiceXballet (gracias Mercè Núñez, Gloria Gella y Jordi Pujal), junto con dos buenos amigos, la soprano María Uriz y el barítono Enric Sierra -ambos tan vinculados con en Gerardo-, quiso estar presente en esta celebración. Un feliz viaje relámpago que corrobora, una vez más, que a pesar de la distancia y el tiempo transcurrido, el afecto, la admiración y el respeto por Gerardo, Nombre de Oro de LiceXballet, permanecen incólumes. Felicidad. – Jordi Pujal

El pase de diapositivas requiere JavaScript.